miércoles, 21 de mayo de 2008

Caníbal II

Percibo un wuyizz…

Ya es mío lo se

Lo observo y observo

Me colmo de él

Estudio su gracia

Su andar

Su vaivén

Lo husmeo sin miedo

Que fragancia tan cruel

Me pierdo en sus formas

Me encuentro otra vez

En su mirada

Su trompa

Su pescuezo

Su piel

Que fresco y bello

Feliz se lo ve

Ya estoy tan cerca

Apenas me ve

Sonríe con ganas

No puede entender

Si dar una ojeada

Es tan grato

Olfatearlo también

Saborearlo es lo máximo

Desgarrarlo…masticarlo

Tragarlo a la vez

Sus formas… sus curvas…su color

Ya no es

Solo un instante…tremendo deleite

Que cambio tan brusco

Solo andrajos

La imagen se fue

Desolado momento de tanto poder

2 comentarios:

charlotte dijo...

tán rápido pasa el deleite, el olfato se agudiza, cerrar los ojos, inspirar... cuanto más hay!, la boca se llena de saliba, el corazón late más, la sonrisa en los labios otra vez, a caminar...

Paula dijo...

Pobrecito wuyizz!!!